Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Actualidad cultural Actualidad La enfermedad de la violencia

La enfermedad de la violencia

Escrito por: Carmen Fernández Aguinaco
Septiembre - Octubre 2012

¿Son las armas el desencadenante o el anticuerpo?

Diariamente en el verano en Chicago tenemos nuevas noticias de crímenes, acciones violentas de pandillas, niños y jóvenes muertos a causa de balaceras. En invierno la incidencia de crimen baja un poco. Ni siquiera las pandillas salen a la calle por el intenso frío. Periódicamente, el ayuntamiento de Chicago hace campañas de devolución de armas de fuego. Por cada arma entregada se ofrece una cantidad de dinero, que, aunque no sea muy grande, motiva a bastantes personas a entregar sus pistolas. Parece que eso ha reducido algo el número de muertos, pero aún es poco. Y en verano, el problema se vuelve a recrudecer...

Por muchos años, los ciudadanos americanos han debatido sobre si se debería hacer un más riguroso control de armas, o incluso si se deberían prohibir. Jim Brady, que fue ayudante del Presidente Reagan y Secretario de Prensa, creó un centro dedicado totalmente a luchar por el control de armas desde que en 1981 fuera víctima de un disparo de un joven con problemas mentales. El disparo lo dejó parcialmente paralizado de por vida.

La reciente ola de ataques bien planificados, como el del cine de Colorado, o los de francotiradores en centros comerciales, tanto en Estados Unidos como en Canadá, ha intensificado el debate.

En noviembre de 1993 el Presidente Clinton firmó una ley, la denominada Brady Bill por la que se exigía que quienes tratan de comprar un arma en un lugar con licencia, pasen por un chequeo. Parece una ley sencilla que podría proteger a muchos del peligro de que las armas caigan en las manos equivocadas. Y sin embargo, parece que no se consiguió del todo evitar que personas como el atacante de Colorado pudiera fácilmente comprar armas y explosivos...¡incluso por Internet!

El debate continúa, pero está lejos de resolverse. Aunque cada ciudadano tiene sus opiniones, parece que los interlocutores más fuertes son, por un lado la Fundación Brady y por otro la poderosa NRA1, (The National Rifle Association), la organización por los derechos a portar armas. Los argumentos se repiten una y otra vez sin que ninguna de las dos partes ceda en ningún punto.

La Fundación Brady2 pide un período antes de poder comprar un arma. Que se exija que las personas que quieren comprar sigan unos cursos de seguridad. Que se eleve la edad reglamentaria... Pero si las armas fueran ilegales, el gobierno tendría que confiscar millones de armas a personas que las usan para defenderse. Y, como aseguran algunos, si poseer un arma fuera un crimen, solamente los criminales tendrían armas.

Brady cree que las licencias a vendedores de armas podrían controlar a los vendedores criminales. Permitirían una mejor sanción, reducirían el tráfico ilegal y harían más difícil que los criminales y personas peligrosas tuvieran acceso a las armas. La NRA opina que no hace falta cambiar ninguna ley.

Brady cree que los vendedores de armas deberían guardar records exactos de compradores para poder localizar a los criminales. La NRA opina que tal regulación podría ayudar a confiscar armas mientras que los verdaderos criminales en realidad nunca registran normativa, dice NRA, conduciría a un gran aparato burocrático que no sería muy eficaz.

Brady piensa que habría que legislar el informar del robo de armas. La NRA opina que las víctimas ya informan y que más legislación pondría cargas pesadas en las víctimas.

Una pregunta muy crucial en todo este debate se centra en la fascinación de los niños con las pistolas. Juegan a los indios, o a los marines... Si encontraran una pistola en la habitación de sus padres, podrían pensar que es un juguete como de hecho ha sucedido en ocasiones, llegándose a encontrar armas de fuego en posesión de escolares de primaria... Pero, ¿cómo se puede controlar eso, a no ser que sean los propios padres quienes tomen todas las precauciones posibles para que las armas no caigan en manos de los niños?

El hecho es que las pistolas matan anualmente a más americanos que el total de los muertos en todos los años de la guerra de Vietnam. Y eso sólo contabiliza a quienes murieron en casa. Pero muchos aún opinan que las armas dan poder a los débiles contra los fuertes al aumentar su capacidad de defenderse. Se ofrece una comparación curiosa en el debate: si la violencia es la enfermedad y las armas el desencadenante, la cura sería eliminar todas las armas. Pero si la violencia es la enfermedad y las armas los anticuerpos, el argumento cambia totalmente. Un lado dice que los ciudadanos estarían más seguros si hubiera menos armas. Y eso a menudo se escucha en muchos círculos: ¿por qué tienen los americanos tantas armas? El otro lado sostiene que más armas dan lugar a menos crimen. Un lado dice que las armas matan a la gente, y el otro que es la gente quien mata a otra gente. Y que, al fin y al cabo, en esta vida hay muchas actividades de alto riesgo, como el parapenting, o las carreras de motocicleta, y que a nadie se le ocurriría prohibirlas...

Brady, y quienes defienden el control de armas esgrimen los siguientes argumentos:

  • La mayoría de los crímenes violentos se cometen con armas; parece lógico pensar que restringir el número de armas reduciría el número de crímenes.
  • Los locos, los niños que sufren bullying, los trabajadores descontentos, y otros, pueden ocasionar matanzas con armas, que sin éstas no serían posibles.
  • Una víctima de crimen que tiene una pistola puede resultar más peligrosa que una persona desarmada, ya que el criminal podría matar al que intenta defenderse... como defensa propia.
  • Los suicidios y los crímenes de pasión son más altos si hay armas disponibles, ya que es más fácil actuar inmediatamente si hay un arma a mano.
  • La segunda enmienda de la Constitución se dirigía a la milicia, no a individuos.
  • Los crímenes que podrían haber sido menos perniciosos, se hacen más peligrosos al añadirse un arma.
  • La posesión legal de armas significa que las armas tienen más probabilidad de caer en manos de niños, con consecuencias de accidentes fatales.
  • El terrorismo, las balaceras en escuelas y otras circunstancias modernas hacen a las armas más peligrosas hoy día. Quienes opinan lo contrario, tienen respuesta para cada uno de los puntos:
  • Los criminales siempre van a tener modos de obtener pistolas, dejando a los ciudadanos respetuosos con la ley sin armas que usar en defensa propia.
  • Los crímenes a menudo se previenen por el efecto de la posibilidad de que la víctima tenga un arma.
  • La segunda enmienda de la constitución protege el derecho del individuo a poseer un arma.
  • Las mujeres y otros individuos más vulnerables no tienen modo de defenderse de violaciones y otros crímenes.
  • Las armas en posesión de los ciudadanos son una protección añadida contra la tiranía del gobierno.
  • La policía a menudo se siente demasiado abrumada como para proteger a todos los ciudadanos contra la violencia.
  • Prohibir las armas podría crear otra gran fuente de ingresos criminales, al abrirse el mercado negro.
  • La prohibición retiraría otra pieza de nuestra libertad, lo cual es un paso más hacia el socialismo y el totalitarismo.
  • Se pueden tomar precauciones de control de armas y educación sin que sea necesaria una prohibición total.

Parece que la raíz del problema, así como del debate, está en la propia historia de Estados Unidos. Es decir, en su propia Constitución. En 1800, todo el mundo tenía un arma: bien para cazar, o bien para defenderse en esos tiempos que nos muestran las películas del Oeste. La segunda enmienda a la Constitución dice: "Una milicia bien regulada es necesaria para la seguridad de un Estado libre. El derecho de las personas a portar armas no se puede reprimir". Esto, para muchos, significa un derecho y no un privilegio. Y aquí se abre otro debate. ¿Se refiere la "milicia" a un grupo o a individuos? ¿Se debería enmendar la enmienda para aclarar ese punto, o para determinar que solamente en tiempos de peligro para la nación se puede esgrimir ese derecho? ¿Se debería limitar a un grupo de personas? ¿Cómo se definiría peligro...?, ¿como algo corporativo o personal? Si las armas representan precisamente el peligro para la sociedad, quizá lo correcto sea limitar la posesión de armas. Pero los que se oponen al control de armas insisten en el otro punto: que el Estado no puede suprimir el derecho de los ciudadanos. Sin embargo, la declaración de derechos fue diseñada para proteger, y no para poner en peligro a la ciudadanía...

¿Son las armas un peligro para la sociedad, o son quienes las blanden el mayor problema? Se seguirá debatiendo... ©

1. http://www.nraespanol.org
2. http://www.bradycenter.org


Carmen Fernández Aguinaco

Editora Bilingüe - Chicago -.


 

 

Comprender el dolor

Comprender el dolor

La ayuda en situaciones de catástrofe, el manejo emocional ante el dolor ajeno, el dolor en las grandes religiones, la representación del dolor en el cine, en definitiva, un mosaico de perspectivas con las que pretendemos comprender el dolor.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

La familia o la necesidad de andar por casa

La familia o la necesidad de andar por casa

Desde que el 22 de junio de 1981 el Parlamento español aprobara la famosa ley del...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00
  • La familia o la necesidad de andar por casa

    La familia o la necesidad de andar por casa

    Viernes, 01 Marzo 2013 11:07

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto