Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Actualidad cultural Arte Los hermanos Grimm y...

Los hermanos Grimm y...

Escrito por: Francisco Vicent Galdón
Julio - Agosto 2013

... sus "cuentos infantiles y de hogar"

Desde finales del pasado año y durante todo el 2013 son cuantiosos los actos que se vienen celebrando en torno a los Hermanos Grimm, de quienes se conmemora el bicentenario de la aparición de la primera edición de los Cuentos infantiles y del hogar. Jacob y Wilhelm Grimm, hijos del jurista Philipp Wilhelm Grimm, el primero nacido en 1785 en Hanau, cerca de Frankfurt, y el segundo un año después, también en la misma población, compartieron inquietudes tanto en estudios como en trabajo. Los dos estudiaron Derecho y se dedicaron a la enseñanza. De igual manera, ambos se entregaron por entero al estudio de la lengua y la literatura. Si en algunas de sus inquietudes los Grimm mostraron gustos similares, en aspecto físico, en carácter y en cualidades se mostraron bien distintos. Pues Jacob, según retratos y dibujos de la época, se nos presenta delgado. Fue filólogo y hombre de letras, persona vehemente por acopiar saber. Destacó como editor, traductor e investigador tenaz. Ejerció como jurista y bibliotecario del rey de Westfalia y también como profesor de historia medieval en Gotinga. A él se deben la recuperación del olvido de cuantiosos textos antiguos, además de traducciones y adaptaciones de obras como la epopeya del siglo XIII islandesa Edda. Además redactó una gramática alemana y puso en marcha un monumental diccionario que nunca llegó a terminar. Sin embargo, a su hermano Wilhelm, lo vemos como un hombre corpulento y frágil de salud. Interesado de manera especial por los aspectos literarios y en cuidar el depurado estilo oral de los textos en los que intervino.

Visto el perfil, tanto físico como intelectual de los hermanos Grimm, podemos afirmar que uno y otro, por su talento, por su conjunción e inclinaciones lograron complementarse de tal modo que sus trabajos filológicos de recopilación y análisis de la tradición oral, siempre impecables, la calidad literaria de la versión de sus cuentos y la sobriedad y sencillez con que describen y muestran sus textos es única. A los Grimm les debemos además de su encomiable e inmensa labor de recuperación, ejercida dentro del más puro romanticismo filológico, su apasionado interés por transcribir y redactar aquellos relatos orales, aquellas tradiciones, mitos y leyendas contadas por anónimos personajes ancianos con el único anhelo de que perdurasen en la memoria de las gentes. Gracias a estos eruditos, el acervo cultural popular quedó a buen recaudo, está salvado. Hoy podemos imaginar a un Jacob y a su hermano Wilhelm surcando campos, recorriendo caminos y veredas hasta concluir sus itinerarios en aldeas de leñadores, en casas perdidas en el bosque, en cabañas de pastores. Ahora, gracias a aquellos románticos y adustos personajes, entregados en su afán de recuperar la tradición oral y acumular sabiduría popular para plasmarla en sus escritos con el fin de donárnosla como herencia de un pasado, podemos conocer la grandeza y riqueza de la narración oral tradicional. A los Grimm debemos gran parte de nuestras fantasías, de nuestras ilusiones y fascinaciones al adentrarnos en sus cuentos en los que sus inmortales protagonistas son Caperucita, Blancanieves, Barba Azul, Cenicienta, Pulgarcito, la Bella Durmiente, Juan de Hierro y tantos otros. Salvo los relatos de Las mil y una noches, ninguna otra colección de cuentos es tan conocida y popular en el mundo como la de los Hermanos Grimm. A ellos, Alemania y numerosos países dedican actos conmemorativos del referido bicentenario.©


Francisco Vicent Galdón

Colaborador de la revista Crítica - Arte -.


 

 

La fe que practica la justicia

La fe que practica la justicia

Con motivo de la celebración del Año de la Fe 2012 - 2013, la revista Crítica ha dedicado el monográfico de su número de julio - agosto a tratar sobre el tema de la Fe y la Justicia.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

La familia o la necesidad de andar por casa

La familia o la necesidad de andar por casa

Desde que el 22 de junio de 1981 el Parlamento español aprobara la famosa ley del...

Necesitamos testigos

Necesitamos testigos

Apropósito del Año de la Fe1 proclamado por el Papa Benedicto XVI, realizamos este número...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00
  • La familia o la necesidad de andar por casa

    La familia o la necesidad de andar por casa

    Viernes, 01 Marzo 2013 11:07
  • Necesitamos testigos

    Necesitamos testigos

    Lunes, 01 Julio 2013 14:23

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto