19Octubre2018

Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Actualidad cultural Libros Misión Olvido

Misión Olvido

Escrito por: María Simón
Septiembre - Octubre 2012

No es fácil valorar una segunda novela cuando la primera ha logrado el éxito de ventas y las numerosas traducciones de Tiempo entre costuras, quizá la mejor novela española en lo que va de siglo según algunos críticos.

La expectación de los lectores era enorme a medida que pasaba el tiempo. A la autora se le ha preguntado si se ha sentido urgida por esa incesante pregunta, ¿para cuándo la segunda? Ella confiesa que no ha sentido el vértigo de la presión, y sí la necesidad de escribir, de dar forma a historias y personajes que le surgen por dentro.

La primera sensación, tras una lectura rápida del libro, es que no fascina tanto como Tiempo entre costuras. Se echa en falta una acción trepidante y una intriga más sugestiva. Sólo en la segunda parte del libro el enigma, las incógnitas cobran fuerza despertando un interés creciente.

Sin embargo, creo que merece un aplauso María Dueñas por haber tenido el arrojo de haber optado por una nueva línea argumental y un sosiego mayor en su desarrollo, cuando le habría sido más fácil continuar encantándonos con las peripecias de Sira Quiroga.

Frente al desarrollo lineal de su primer libro, nos encontramos ahora con una novela acronológica, en el sentido de que la acción se desenvuelve, de modo alternativo, en distintos periodos del S.XX: los 90, el tiempo presente de la llegada de Blanca al campus de la universidad de California; los años 30, la preguerra en España, con la niñez y juventud de Andrés Fontana, más tarde profesor exiliado; y los años 50, la postguerra, con la visita del profesor Carter a Madrid y Cartagena tras la huellas de Sender, novelista español exiliado. Eso sin contar que las Misiones franciscanas, proyecto evangelizador a favor de los indígenas, datan de finales del s. XVIII y principios del XIX.

La protagonista, de nuevo una mujer joven, Blanca Perea, está muy bien dibujada. Se hace cercana en el desconcierto que la rotura de su bien organizada vida le causa y que la lanza a una huida hacia adelante para poner distancia a su conflicto sentimental. Es la parte del relato más viva, contada en primera persona, de modo autobiográfico, con la soltura de estilo que caracteriza a M. Dueñas.

La psicología femenina está tan bien reflejada que algunos han querido descubrir datos autobiográficos de la autora en cuanto a estado, profesión, intereses… Extremo que ella ha negado, aunque reconoce que le resulta cómodo escribir sobre hechos de experiencia propia.

El estilo cambia, la acción se ralentiza cuando el narrador, en tercera persona, se convierte en testigo. Y así se presenta al personaje coprotagonista, Daniel Carter, alumno y amigo del profesor Fontana, cuya mutua relación da origen a la intriga de su legado, base del estudio de Blanca en la universidad donde ha ido becada. Y de aquí parte también uno de los temas que transita a lo largo del relato y que afecta a todos sus personajes: el olvido. El olvido está en la base de la escapada de Blanca a California. El legado de Fontana, de mano de su discípulo Carter, es rescatado del olvido en su universidad. Pero el significado real del término es la investigación sobre una supuesta Misión Olvido, última de las fundaciones franciscanas en la Alta California, que impediría la especulación urbanística sobre terrenos que esconden sus ruinas.

En resumen lo que sí prende del libro es el magistral dominio del arte de escribir con naturalidad, con una punta de humor, de la autora; sabe pasar de un lenguaje culto a otro rico en expresiones evocadoras de lo cotidiano. Se documenta con rigor académico, pero transmite con sencillez. Hace fácil la lectura por lo que es de esperar que no defraudará a sus lectores.©

 MISIÓN OLVIDO 

 María Dueñas 

 Temas de hoy, 2012 


María Simón

Colaboradora de la revista Crítica - Libros -.


 

 

Comprender el dolor

Comprender el dolor

La ayuda en situaciones de catástrofe, el manejo emocional ante el dolor ajeno, el dolor en las grandes religiones, la representación del dolor en el cine, en definitiva, un mosaico de perspectivas con las que pretendemos comprender el dolor.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

Consumo y ciudadanía

Consumo y ciudadanía

La ciudadanía no consiste únicamente en tener derechos, sino también...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00
  • Consumo y ciudadanía

    Consumo y ciudadanía

    Martes, 01 Julio 2008 11:17

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto