16Noviembre2018

Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Actualidad cultural Libros Tiempo de arena

Tiempo de arena

Escrito por: María Simón
Enero - Febrero 2012

Con Tiempo de arena se cumple el deseo de la autora de que por fin se distinga su estilo literario del de su hermana gemela Dulce, conocida novelista fallecida en 2003. Inma se comprometió a dar vida a un personaje sobre el que su hermana se había documentado y pensaba escribir antes de su grave y rápida enfermedad, una princesa azteca llegada a España unida a un conquistador español. Y fruto de ese compromiso es la primera novela de Inma, La princesa india. El éxito conseguido dio un giro copernicano a su creación literaria, descubrió lo que su hermana le había comentado antes de morir: “Inma, cuando escribas, vas a saber lo que es vivir y no te conformarás con sobrevivir”, y confiesa que tras cuatro novelas publicadas ”ha descubierto una intensidad de vida insospechada, y que la narrativa es una aventura fascinante que va viviendo el autor: descubrir mundos nuevos y sentimientos nuevos”.

Se podría decir que Tiempo de arena es una novela de mujeres y en pro de la mujer. Se sitúa a finales del XIX y principios del XX, cuando la mujer no tenía derecho ni a la educación ni al trabajo, y debía estar tutelada por un hombre de la familia, el padre o el marido, del cual necesitaba permiso para todo.

Y por otra parte las protagonistas son cuatro mujeres, tres hermanas, Mariana, Munda y Alejandra, y la hija de Mariana, Xisca. Las tres hermanas son mujeres fuertes y con tres personalidades muy distintas. Aquí es donde merece la autora un aplauso especial por conseguir dibujar tan certeramente sus distintas psicologías y modos de enfocar la realidad. La mayor, Mariana, encorsetada y empeñada en mantener el estatus sin posibilidad de evolución. Munda, la segunda, progresista y perteneciente a la incipiente masonería femenina, que reclama mejoras sociales para los obreros, para las trabajadoras de las fábricas (aún no se esperaba la ley de la silla que llegaría años más tarde), enfrentada con Mariana. Y la tercera, Alejandra, que marca el momento en que ya la mujer puede aspirar a estudios superiores –llegará a ser y ejercer de abogada–, y que intenta mantener viva la relación familiar, sobre todo por proteger a su sobrina Xisca, joven débil y sometida a su madre hasta límites insospechados.

Precisamente son esos límites los que dan origen al misterio de la desaparición de unos niños recién nacidos, punto de partida de la intriga que va a atravesar toda la novela. Parece que la autora refleja un hecho familiar real, no infrecuente en aquellas épocas, los hijos de madre soltera eran arrancados de la madre nada más nacer por el qué dirán y no se volvía a saber de ellos.

Junto a la lucha por los derechos de la mujer otros temas asoman a lo largo del relato: el auge de las logias masónicas, sus ritos, muy bien documentados por cierto, y, cómo no, su organización claramente machista donde también un hermano maestro velaba por la mujer que aspiraba a formar parte de la logia femenina, la llamada “masonería de adopción”.

La acción se desarrolla fundamentalmente en Toledo en dos planos de tiempo, hacia 1930 en tiempo real, y desde 1986 en flash-back. Son interesantes las pinceladas histórico -políticas, sociales, culturales de esos años por bien documentadas –no en vano ha dedicado cuatro años a su preparación–, y mejor recreadas.

Y puede sorprender, si no se ha leído previamente la novela de Inma Chacón Las Filipinianas, la relación con Filipinas y filipinos, sus avatares en esos años, sus personajes, muchos de los cuales aparecen de nuevo en Tiempo de arena.

El estilo de este relato es enormemente ágil. Se dosifican las pistas que nos van llevando al desenlace, manteniendo un creciente interés. Coincidimos con la autora en que esta novela marca un hito en la madurez de su estilo. Sigamos con atención sus futuras producciones.©

 TIEMPO DE ARENA 

 Inma Chacón 

 Planeta 2011 


María Simón

Colaboradora de la revista Crítica - Libros -.


 

 

Repaso a nuestros miedos

Repaso a nuestros miedos

¿Qué es el miedo? ¿Cuál es su origen? ¿Son diferentes los miedos de la mujer y del hombre? La construcción social del miedo; El miedo en niños y adolescentes; El miedo desde la perspectiva de la fe; Miedo y pobreza; Miedo y vejez; El cine y el miedo; Miedos cotidianos; El miedo a la muerte, al fin del mundo... En éste monográfico trataremos de dar respuestas a los interrogantes y tratar el miedo desde todas las vertientes.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Consumo y ciudadanía

Consumo y ciudadanía

La ciudadanía no consiste únicamente en tener derechos, sino también...

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Consumo y ciudadanía

    Consumo y ciudadanía

    Martes, 01 Julio 2008 11:17
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto