21Septiembre2020

Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Actualidad cultural Teatro ¿Quien paga manda?

¿Quien paga manda?

Escrito por: María Jesús Ramos
Noviembre - Diciembre 2012

Hay historias demoledoras en las que, por un resquicio, escapa siempre alguien y sigue caminando... si es capaz de haber aprendido algo.

Esta es la reflexión que me dejaron los párrafos finales de La Bête de David Hirson, estrenada recientemente en el Teatre Nacional, en Barcelona.

Pero la obra es más que esa reflexión. Mucho más.

David Hirson sitúa la acción de su obra, escrita hace unos veinte años, en la época y país de Molière. La escribe en verso y plantea varias preguntas y varios enfrentamientos, además de rendir su particular homenaje al teatro de todos los tiempos.

Si se mira desde la vertiente política, hay un pulso de poder entre un triángulo de tensiones: el príncipe, que mantiene a su costa una compañía de teatro; el líder de ésta, hombre culto y autor de tragedias; el artista callejero y su capacidad de halagar y criticar el mundo en que vive.Si se mira desde la aventura teatral, encontramos la misma triple tensión: el príncipe de Conti que empieza a aburrirse de tanta culta tragedia; Elomire –anagrama de Molière– que defiende un teatro culto y educador, y con ello aspira a ser un digno sucesor de Corneille; Valere, un artista callejero, vitalista, divertido, provocador, crítico y arribista, y una auténtica "bête" de maneras groseras y egocéntricas disfrazadas de sana y sincera campechanía.

La historia es esta: el príncipe Conti descubre en la calle un artista relajante y divertido y, un tanto harto de la "dieta" de tragedias a la quese ve sometido, decide integrar a éste en el grupo que paga él y lidera Elomire. Dispone una comida para que se conozcan mutuamente y... se presenta después a ver el resultado de su estratagema.

Elomire, que mantiene rígidos e intransigentes principios teatrales y literarios, queda aterrado y se niega a compartir trabajo y escena con el cómico. Sobre todo tras la larga y verborreíca parrafada, de casi media hora, en la que Valere se presenta y expone sus opiniones y propuestas... conjugando incesantemente el "yo, mi, me, conmigo".

 

El príncipe, al ver la situación, fuerza una muestra de teatro conjunta, tras rechazar las aprensiones de Elomire y la objeción de Valere: "Yo siempre trabajo solo". Toda la compañía participa en la representación de una obra del cómico, dirigida por él.

Tras ella los tres contendientes muestran un cierto replanteamiento o más bien ciertas dudas, y el resultado está por unos minutos en el fiel de la balanza, pero... Las posiciones vuelven a radicalizarse y el príncipe (quien paga manda) decide quedarse con Valere y aquellos del grupo que quieran permanecer bajo sus condiciones y renuncia, no sin pesar, a Elomire.

Pero Elomire-Molière, ha reflexionado y se dispone a marchar a la capital decidido a integrar en sus futuras obras esa crítica social demoledora que ha percibido en las obras del rival.

Todo esto se ha estrenado a finales de octubre (tras un largo retraso) y es la última obra dirigida por Sergi Belbel que pronto dejará la dirección del TNC. Con un reparto de lujo: Jordi Bosch como Valere, Jordi Boixaderas como Elomire, Abel Folk como Conti y una escogida troupe compuesta por Carles Martínez, Gemma Martínez, Pepo Blasco, Miriàm Alamany, Anna Briansó y Queralt Casasayas. Un extraordinario trabajo de traducción de Joan Sellent, de los versos ingleses al alejandrino catalán, y una puesta en escena que es un regalo para la vista.©


María Jesús Ramos

Colaboradora de la revista Crítica - Teatro -.


 

 

Hacía dónde va la educación

Hacía dónde va la educación

Número que analiza el estado de nuestro sistema educativo actual, así como abre una serie de interrogantes en torno a la metodología, los retos de los nuevos educadores, los nuevos entornos y tecnologías, el éxito en el aprendizaje, formación y retos del profesor del futuro, entre otros.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Consumo y ciudadanía

Consumo y ciudadanía

La ciudadanía no consiste únicamente en tener derechos, sino también...

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Por qué nos duele la vida

Por qué nos duele la vida

Pocas experiencias humanas alcanzan tal grado de universalidad como el dolor. Su registro es tan...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Consumo y ciudadanía

    Consumo y ciudadanía

    Martes, 01 Julio 2008 11:17
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Por qué nos duele la vida

    Por qué nos duele la vida

    Sábado, 01 Septiembre 2012 13:07

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto