Revista Crítica

Velvet

Escrito por: Virginia Fernández Aguinaco
Marzo - Abril 2014

Sólo sale uno decepcionado de una función si esperaba mucho de ella. Así que no puedo decir que me haya decepcionado Velvet: cumple con lo que se podía esperar y entretiene moderadamente.

El argumento de esta telenovela se apoya en una indecencia: el heredero y propietario de unas galerías de alta costura en situación ruinosa se compromete con una joven encantadora cuyo padre, forrado, pondrá la pasta que se necesite para sacar adelante el negocio. Hasta ahí, bien pero mal o mal pero bien, al fin y al cabo un matrimonio de conveniencia puede resultar un éxito.

La basura moral es que el protagonista no tiene ninguna intención de cumplir con su compromiso: cuando el negocio funcione, romperá con la rica heredera y se unirá a su verdadero amor que está de acuerdo en representar la farsa.

Despues de tres o cuatro capítulos con subtramas de asuntos no muy limpios, sin desvelar, que comprometen a casi todos los personajes, el tema mollar sigue siendo el amor de Ana y Alberto envuelto en grandes cantidades de sirope. Hasta el empalago. Particularmente creo que Paula Echevarría (Ana) tiene mucho encanto y que Miguel Ángel Silvestre (Alberto) es más soso que unas gachas de avena. Da igual, los dos son guapos como la totalidad de los jóvenes del reparto. Guapísimos y muy bien vestidos y trajeados.

Como justificación, –además del amor y de salvar a una empresa con sus puestos de trabajo, que siempre queda bien– es un poco endeble, pero no importa: estoy por asegurar que el público está deseando que los amantes lleguen a un final feliz engañando miserablemente a un muchacha que no se lo merece… Esperemos que a los guionistas se les haya ocurrido algo para que la víctima no salga demasiado mal parada.

Después de cada capítulo, Antena 3 dedica casi otro tanto de tiempo a relatar como se ha rodado, como se han hecho los decorados, los efectos digitales, los efectos de otro tipo, los detalles cuidadísimos de la producción, la confección del vestuario, las impresiones de los actores y sus sentimientos, cómo componen los personajes, lo bien que lo pasan, etc, etc. A mí me gusta más esta segunda parte que el capítulo en sí, que a ratos me aburre. Descubro que para los que nacieron bastante despúes de la década de los cincuenta, aquellos años son como asomarse a la cultura de algún lugar ignoto del Amazonas. El mismo asombro que yo podría experimentar ante un rito yanomami, por poner un ejemplo, ellos lo manifiestan ante una máquina de coser, un maniquí, una corbata, la ropa interior, las costumbres de cortejo o ligue…

Una idea acerca del pasado reciente que demasiadas veces no coincide con mis recuerdos. Ya ven, he descubierto que mi padre pertenecía a la clase alta. Según estos expertos sobrevenidos, vestirse de traje con un pañuelo en el bolsillo o llevar gafas de sol estaba reservado a los varones de clases pudientes, como los zapatos de tacón para ellas. Y yo sin enterarme y pensando que mi familia era más bien gente modesta. ©


Virginia Fernández Aguinaco

Colaboradora de la revista Crítica - Televisión -.


 

 

El tiempo, una cuestión siempre abierta

El tiempo, una cuestión siempre abierta

El monográfico de éste número trata de definir, medir y pesar aquello que se nos escapa entre los dedos como granos de arena: El tiempo. En toda su amplitud, desde la perspectiva metafísica hasta la social, cultural y humana. Encuentre una fotografía de cómo pasa el tiempo a través del ser humano.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

La familia o la necesidad de andar por casa

La familia o la necesidad de andar por casa

Desde que el 22 de junio de 1981 el Parlamento español aprobara la famosa ley del...

Necesitamos testigos

Necesitamos testigos

Apropósito del Año de la Fe1 proclamado por el Papa Benedicto XVI, realizamos este número...

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00
  • La familia o la necesidad de andar por casa

    La familia o la necesidad de andar por casa

    Viernes, 01 Marzo 2013 11:07
  • Necesitamos testigos

    Necesitamos testigos

    Lunes, 01 Julio 2013 14:23
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto