19Diciembre2018

Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Editoriales ¿Qué les pasa a los jóvenes?

¿Qué les pasa a los jóvenes?

Escrito por: Manuela Aguilera
Julio - Agosto 2009

Los jóvenes y “lo joven” está de moda. Asistimos a una imparable “juvenilización” de la cultura. Los jóvenes imponen sus formas de hablar (aunque no vayan a creer que son tan novedosos, ya en El Quijote, la condesa de Trifaldi, ante el encantamiento que padece –una copiosa barba–, en un momento se lamenta de su suerte exclamando: “¡Guay de nuestra ventura!”. Y hasta San Juan de la Cruz, que en la prisión de Toledo sufrió las vejaciones y envidias de sus compañeros por su empeño en reformar la orden carmelita, en un momento de indignación escribió: “Paso de ellos”)... Y ejercen, también, sus pequeños poderes. Uno de ellos, es el poder adquisitivo. En general, los jóvenes disponen cada vez de más dinero y tienen el tiempo para gastarlo. En Europa, los escolares adolescentes consumen alrededor de 1.100 millones de euros en ropa, cosméticos, snacks, refrescos y alcohol. Desarrollan preferencia y fidelidades por ciertas marcas y productos a edades cada vez más tempranas. Además, la influencia de los hijos en las decisiones de compra de sus padres es un fenómeno evidente. En los Países Bajos, un 67% de los adolescentes entre 12 y 14 años participa en la decisión sobre el lugar de vacaciones, un 15% en la elección de la marca y el modelo del coche familiar, un 33% en la del nuevo ordenador y más del 60% en la elección de los artículos de consumo cotidiano (jóvenes 2005, Qrius1).

Para la Administración y las organizaciones sociales los jóvenes también constituyen un importante grupo a tener en cuenta, en este caso no por su potencial comercial, sino porque se enfrentan e interaccionan muy tempranamente con el mundo adulto. Hoy, un tercio de los jóvenes entre 12 y 18 años es sexualmente activo en contraste con el 25% que lo era hace diez años. También empiezan a beber antes y lo hacen con mayor frecuencia. Alcohol, drogas, sexo, violencia, agresividad... todos los temas del mundo adulto forman parte de la agenda diaria de los jóvenes.

Pero, ¿cuál es el inventario de valores que la mayoría de los adolescentes parece tener hoy en sus mentes? ¿Cuáles son los modelos que imitan, y por qué los imitan? ¿En qué espejo se miran? Según expertos psiquiatras españoles, entre hombres y mujeres adultos los rasgos más valorados son aquellos que hacen referencia a cualidades físicas, a la personalidad y al sentido del humor. Mientras que la inteligencia, las cualidades morales o la coherencia de vida prácticamente no aparecen. Bien podríamos decir que esta nueva generación evidencia el fracaso de la nuestra.

Los jóvenes y adolescentes manifiestan un modo de vivir en el que lo único que importa es lo que siente el corazón en cada momento. Suspiran por el placer, la comodidad y el lucro, aspiran a tener la mejor casa, el coche más potente o cualquier otro objeto que exprese cuánto dinero tienen y cómo han “triunfado” en la vida. Como dice Fuckowski, les faltan metas y objetivos y casi ninguno sabe lo que quiere hacer en el futuro, hacia dónde dirigirse. Cada vez tienen menos intereses sociales. Y nunca se les ha exigido nada, por aquello de ser permisivos y no ser unos padres duros y poco enrollados... por tanto no son capaces de comprometerse con nada ni de asumir responsabilidades. Son la generación que mejor maneja las nuevas tecnologías y están permanentemente conectados a Internet, su gran máquina social, pero lo cierto es que no leen ni escriben. Ven el acto de abrir un libro y leerlo como algo de otra época, un gesto arcaico y aburrido del que no obtienen una satisfacción rápida. Según los últimos estudios, nuestros estudiantes no usan más que unas cien palabras en cualquier conversación diaria.

A pesar de esta vision negativa de nuestros jóvenes, lo cierto es que estamos obsesionados con ellos. Todas las instituciones civiles, empresariales, religiosas... quieren captar su atención para venderles productos, ofrecerles servicios o convencerles de algo. Y sin duda, por eso, los adolescentes suelen ser presa fácil de los mercaderes de imagen, de aquellos que venden superficialidad y frivolidad.

¿Hacia dónde debemos dirigir nuestros pasos para llegar a ellos? ¿Cómo podremos llegar a comprenderlos? ¿Cómo poder entrar en contacto con ellos siendo un colectivo tan escurridizo? Comencemos por aceptar que son distintos, una generación que ha nacido en un mundo completamente diferente al nuestro. Y seamos comprensivos, un joven de 16 años aún no puede tomarse el mundo tan en serio como nosotros (aunque por ley se les haya facilitadoen nuestro país tomar decisiones muy graves). Escuchémosles, aprendamos. Esta revista y la de
septiembre-octubre, en la que seguiremos hablando de ellos, de sus hábitos de consumo, de su sexualidad, de cómo se divierten..., está pensada para tender un puente entre adultos y jóvenes, para los padres preocupados porque no entienden a sus hijos, para los profesores que quieren comprender mejor a sus alumnos, para que usted, como lector, tome conciencia de su indiferencia hacia ellos y de que lo más importante en la vida es adelgazar de prejuicios y de incomprensiones.©

1 Agencia de investigación de mercados, especializada en infancia y juventud. www.qrius.nl)


Manuela Aguilera

Directora de la revista Crítica


 

 

Los nuevos Jóvenes I - ¿Imposible entenderlos?

Los nuevos Jóvenes I - ¿Imposible entenderlos?

Primero de los dos monográficos dedicado a los jóvenes en 2009, abriendo las temáticas hacia: Los adolescentes.com; La migración como factor de riesgo en la salud mental; Los jóvenes y la crisis económica; ¿Son religiosos los jóvenes hoy?; Jóvenes y familia; Adolescentes y violencia; Los videojuegos como oportunidad educativa... entre otros.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Como lágrimas en la lluvia

Como lágrimas en la lluvia

Yo he visto cosas que vosotros no creeríais: atacar naves en llamas más allá de...

Consumo y ciudadanía

Consumo y ciudadanía

La ciudadanía no consiste únicamente en tener derechos, sino también...

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Como lágrimas en la lluvia

    Como lágrimas en la lluvia

    Sábado, 01 Marzo 2014 13:54
  • Consumo y ciudadanía

    Consumo y ciudadanía

    Martes, 01 Julio 2008 11:17
  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto