Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Monográfico Decálogo Parábolas de la crisis económica

Parábolas de la crisis económica

Escrito por: Joaquín Suárez Bautista
Enero - Febrero 2013

1. En el principio fue el caos, cuando explotó la burbuja y saltó la banca, salpicándolo todo y hundiendo a muchos en la desorientación arrojándolos a las tinieblas exteriores de la descapitalización y del consiguiente paro técnico y desaceleración generalizada.
Lo que aparentaba ser un mundo relativamente armonioso y seguro, resultó ser una balsa a la deriva en un mar de intereses encontrados.

2. Y ya nada fue igual, íbamos de culo y cuesta abajo, unos más que otros, claro.
Entonces se tomaron medidas para que los más salvaran a unos pocos mercaderes de dinero.
Es como si Moisés convocara a su pueblo para que salvara las finanzas del Faraón y de sus capataces, y se contentaran con comer apestosos ajos y cebollas.
No será por mucho tiempo, ya veréis, se nos dijo, no hay mal que mil años dure.

3. Así las cosas, los pasajeros de tercera debían salvar a su costa al capitán del Titanic, al contramaestre y a los pasajeros de primera para que el barco no se hundiera con todos dentro.

Los caudillos del pueblo nos arengan insistentemente para que dejemos de soñar en la Tierra prometida y nos quedemos quietos y callados esperando que el temporal amaine y las aguas del Mar Rojo vuelvan a su cauce.

4. Mientras tanto, Adán y Eva, al ser expulsados del paraiso del consumo, ahora sin oficio ni beneficio se ven en la necesidad de robar manzanas en el supermercado, vigilado por un ángel guardián uniformado y armado.
Abel mira de reojo a su hermano, guarda el dinero en su refajo, por si acaso, no sea que... Caín va y compra un hueso de quijada para hacer caldo o para lo que sea. Así fue cómo lo de "pobre pero honrado" dejó de decirse.

5. Ahora Caín se fugó de la Biblia, se ha hecho ciudadano de un país de estafadores de guante blanco, de políticos desacreditados por su implicación en casos de corrupción, de altos funcionarios que meten la mano en la caja y corren, de grandes fortunas que impunemente evaden impuestos, intereses abusivos que acarrean desahucios, inversiones que son perversiones.

6. Judas apaga la radio y baja de su cadillac para besar a Jesús en la mejilla.
Dos centuriones vestidos con gabardina y borsalino le imponen un par de esposas al Mesías y lo trasladan a Washington.
Cae el precio del maná en la Bolsa de Valores pero graznan cuervos en el azul de Palestina.

7. Un judas lleva la Bolsa a su bolsillo con todas las de la ley y además recibe a escondidas un cheque por cierta gestión inconfesable.
Alguien avispado intenta caminar sobre las aguas del Lago de las Finanzas, de la mano de otro que trata de nadar y guardar la ropa al mismo tiempo.
Ambos justifican su pacto, diciéndose que se atienen a las leyes del mercado, pero todos sabemos a qué cochinadas se refieren, ya me entiendes.

8. La crisis, con cinco mil hombres da de comer bien a cinco peces gordos.
Al anarquista de Nazaret / un juez de Massachusetts lo acusa de terrorista / de robar una estación de gasolina y de asaltar el porvenir.
Afirman que embaucó a ciegos y leprosos con raciones fraudulentas del Paraíso."

9. Jesús entró / como un ángel a un garito / y descargó su látigo en las espaldas dromedarias de los mercaderes.
Noticias de última hora / cuentan que Cristo fue crucificado en Wall Street.
Lo hicieron para vengar su gesto de ira / al expulsar del templo a los banqueros.
Una mujer enjugó su rostro / que quedó impreso en un lienzo.
La Xerox busca con apremio sus servicios.

10. Venid, benditos de mi Padre, los que pudiendo defraudar no lo hicisteis, los que no cocinasteis el caldo gordo con chorizos en tiempo de crisis.
Venid, los que no especulasteis para sacar ganancia de las pérdidas de otros, abaratando el despido y contratando empleo precario.
Venid conmigo las víctimas de la crisis, ni cómplices ni consentidores, los que siempre tuvisteis las cuentas claras y a la vista.

Los textos en cursiva pertenecen al poemario “Pasaporte del apátrida” (edit. Pre-textos) de Juan Manuel Roca.


Joaquín Suárez Bautista

Colaborador de la revista Crítica - Decálogo -.


 

 

¿Hay alternativas a la crisis?

¿Hay alternativas a la crisis?

La compleja situación actual de crisis y las posibles alternativas para superarla ocupará el monográfico de nuestro número 983, en el que habrá importantes firmas que tratarán este tema desde distintas perspectivas. A parte de un análisis de la situación, se recoge una mirada hacia el futuro.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

La familia o la necesidad de andar por casa

La familia o la necesidad de andar por casa

Desde que el 22 de junio de 1981 el Parlamento español aprobara la famosa ley del...

Necesitamos testigos

Necesitamos testigos

Apropósito del Año de la Fe1 proclamado por el Papa Benedicto XVI, realizamos este número...

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00
  • La familia o la necesidad de andar por casa

    La familia o la necesidad de andar por casa

    Viernes, 01 Marzo 2013 11:07
  • Necesitamos testigos

    Necesitamos testigos

    Lunes, 01 Julio 2013 14:23
  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto