Revista Crítica

Usted está aquí: Inicio La Revista Monográfico Enfoque Recursos institucionales: de prevención de la desprotección infantil y apoyo a la infancia y la familia

Recursos institucionales: de prevención de la desprotección infantil y apoyo a la infancia y la familia

Escrito por: Belén Ceberio
Noviembre - Diciembre 2011

El entorno natural y la institución principal para el desarrollo de un niño o una niña es la familia, ya que, desde que nace, es el espacio donde la interacción social es mayor y donde se le debe proporcionar todo lo necesario para su desarrollo y bienestar.

El desarrollo sano del niño y, por lo tanto el bienestar infantil, es la consecuencia del predomino de experiencias del buen trato que recibe y, éste a su vez es el resultado de las capacidades de los padres para responder adecuadamente a las necesidades de sus hijos. La responsabilidad básica en la crianza y formación de los niños, niñas y adolescentes es de la familia, que debe garantizar, en la medida de sus posibilidades, las condiciones de vida necesarias para su desarrollo integral.

La atención, el cuidado y la educación que las familias proporcionan a los hijos e hijas pueden verse afectados, temporal o permanentemente, por circunstancias y situaciones de distinta naturaleza e intensidad, que quiebran el sistema de cuidado y, por ende, desencadenan déficits en la cobertura de las necesidades de los hijos e hijas.

Hay múltiples circunstancias que pueden poner en peligro el desarrollo armónico de la infancia, ya que afectan a los padres o personas responsables de los menores de edad. Las situaciones de estrés, sobrecarga, enfermedad, falta de recursos económicos y personales, ausencia de apoyo familiar y social, falta de información y preparación, y en el momento actual, el desempleo, los ajustes económicos y sociales… son circunstancias, que pueden precarizar y empobrecer gravemente la existencia de millones de personas, afectando especialmente a los sectores más vulnerables de la población, entre ellos, los niños y niñas, ya que ponen en peligro la capacidad de los padres para atender adecuadamente a la prole, poniéndolos en situaciones de riesgo de desprotección. Si estas situaciones no son detectadas en sus fases iniciales, a tiempo para poner en marcha una intervención preventiva o reparadora adecuada, pueden agravarse y ocasionar situaciones de desprotección infantil grave, quizá irreversibles en cuanto a los importantes daños emocionales y en el desarrollo de las personas que los han sufrido en su historia de crianza.

Los costes personales de la desprotección infantil, aun siendo los más importantes, no son los únicos, considerando el elevado coste social por el gasto público que conlleva, atender situaciones de grave desprotección y desamparo en centros de acogida que requieren además, de tratamientos especializados prolongados.

Referencias legislativas

La Declaración de los Derechos del Niño, proclamada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 20 de noviembre de 1959, expone el derecho que todo niño, niña y adolescente tiene a convivir con su familia, entorno básico para su socialización. A partir de la Convención de los Derechos del Niño de1989 se ha ido adecuando la legislación y, aunque el sistema jurídico de cada país es diferente, casi la totalidad de los países han ido consagrando medidas especiales para la protección de la Infancia a nivel legislativo e incluso, derechos constitucionales. En España estamos regulados pos la Ley Orgánica 1/96 de Protección Jurídica del Menor, que pretende construir un amplio marco jurídico de protección que vincula a todos los Poderes Públicos, a las instituciones específicamente relacionadas con los menores, a los padres y familiares y a los ciudadanos en general. El desarrollo legislativo posterior, tanto a nivel estatal como autonómico ahonda en la idea de que uno de los principios fundamentales de protección y atención a la Infancia es respetar el derecho a vivir en familia.

Los poderes públicos tienen encomendada la función de apoyar a los padres y madres en la tarea de cuidar adecuadamente y proteger a sus hijos e hijas. En concreto, el artículo 39 de la Constitución señala la obligación de los poderes públicos de asegurar la protección social, económica y jurídica de la familia.

En este sentido, se han dado pasos importantes desde la Administración Pública, y en los últimos años se han desarrollado a nivel estatal planes encaminados a favorecer la cooperación entre las Instituciones públicas y privadas comprometidas en la materia. Cabe señalar el Plan Integral de Apoyo a la Familia, que tiene como fin último el apoyar a las familias españolas, desarrollando políticas que faciliten su estabilidad, calidad de vida, autonomía y bienestar y, en consecuencia, eliminar al máximo posible los obstáculos o dificultades que afectan directamente a las familias. Por su parte, el Plan Estratégico Nacional de Infancia y Adolescencia, tiene como fin el bienestar de la infancia y garantizar un entorno social favorable y seguro para satisfacer sus necesidades y conseguir el pleno desarrollo de sus capacidades como sujetos activos de sus derechos. Existen además muchos y diferentes Planes de apoyo a la Infancia y a la Familia, tanto a nivel autonómico como local y, todos ellos establecen como objetivos prioritarios incrementar la calidad de vida de la familia, apoyar a la familia como garante de la cohesión social, prestar apoyo a las familias en situación de riesgo social y otras situaciones especiales, fundamentalmente a través del desarrollo de políticas y actuaciones integrales y transversales.

El papel de los servicios sociales

Es imprescindible apostar de forma sostenida por políticas a favor de la Infancia que contemplen todos los aspectos esenciales de su desarrollo: salud física, psicológica y relacional, educación, ocio y tiempo libre, seguridad, familia, medio ambiente, etc. El apoyo y la protección a la infancia y la familia es parte de una política transversal de las Instituciones. Aunque los Servicios Sociales tienen un papel importante, no es responsabilidad exclusiva de éstos, ya que corresponde también a Educación,

Sanidad, Empleo, Justicia, Urbanismo… incluir en sus planificaciones líneas de trabajo dirigidas a mejorar las condiciones de vida de los niños y niñas. Para ello, es necesario que las diferentes administraciones públicas asuman el compromiso de determinar un presupuesto suficiente destinado a esta materia, intentando limitar al máximo los recortes que puedan afectar a las políticas de Infancia, optimizando los recursos disponibles y utilizando la creatividad para encontrar nuevas formas de actuación más eficaces y eficientes.

Los Servicios Sociales tienen encomendada la función de garantizar apoyos a la infancia y a la familia, entendidos como derechos sociales. A falta de un Marco Estatal de Servicios Sociales existe legislación Autonómica y normativas reguladoras, en mayor o menor grado de desarrollo, en la que se expone la competencia y organización de las diferentes Instituciones en la prestación de los servicios que pone a disposición de la infancia y la familia.

El ámbito local, en pueblos y ciudades, es un espacio privilegiado para el diseño y puesta en práctica de actuaciones dirigidas a la mejora de distintos aspectos que inciden en el bienestar de la familia. Por ello, de modo general, son los Ayuntamientos, como institución más próxima al ciudadano, los que se encargan de proporcionar los recursos preventivos y de apoyo a las familias en los municipios. Otros recursos son competencia de cada Comunidad Autónoma, pero todos ellos deben ser próximos al ciudadano y diseñados en función de las necesidades de la población a la que se dirigen.

Desarrollo de recursos: desde la prevención hasta la intervención

Es deseable contar con un abanico amplio de Recursos y Programas que cubran desde la prevención de la desprotección, la detección para una intervención precoz, los programas de apoyo a la familia, los programas de intervención en situaciones de riesgo… No disponer de recursos de apoyo a la familia y a sus hijos e hijas, puede deteriorar gravemente la situación de éstos, debiendo considerarse, en su caso, medidas más drásticas de separación temporal o permanente.

Algunos recursos preventivos destacables son:

  • El teléfono 116111, común en toda la Unión Europea, gratuito y confidencial, que es atendido por psicólogos y educadores, se ha puesto en marcha en diversas Comunidades Autónomas (en la Comunidad Autónoma vasca se complementa con una Web dirigida a la infancia), es un teléfono de ayuda para los niños, niñas y adolescentes en situaciones de riesgo o conflicto o que vean vulnerados sus derechos. En él pueden encontrar orientación, asesoramiento, información y si se valora necesario, su derivación a la institución pública que corresponda. También está disponible para adultos que tengan conocimiento de situaciones donde los derechos de los niños estén siendo incumplidos, con lo que se pretende lograr una detección precoz.
  • Un recurso a tener en cuenta dirigido a toda la comunidad, son las actividades preventivas y de sensibilización hacia la desprotección infantil: campañas, charlas, formación… todo ello orientado tanto a los menores de edad y a las familias, como a los profesionales y agentes sociales que trabajan en contacto con la Infancia.
  • Imprescindible función de la Administración es el establecer un sistema ágil, bien coordinado y en red de detección y notificación de posibles situaciones de desprotección infantil, así como contar con recursos profesionales y herramientas técnicas establecidas para realizar valoraciones diagnósticas de estas situaciones y el establecimiento de un plan de intervención adecuado a las necesidades de cada familia.
  • Los programas de prevención secundaria, desarrollados principalmente por los Ayuntamientos, en forma de grupos y talleres para padres y madres en situaciones de riesgo social y en los que pueden profundizar, enriquecer o modificar sus conocimientos a través de la interacción con otros padres y madres y con un profesional que les pauta.

Recursos imprescindibles de apoyo a la familia son:

  • Los Servicios de Orientación familiar para ayudar a la solución de los conflictos y situaciones de dificultad que se generen entre los miembros de familia (entre cónyuges, padres e hijos, etc.)
  • Servicios de Mediación familiar, que se orientan a que la experiencia de la ruptura matrimonial sea lo menos traumática posible para todos los implicados con el fin de negociar de manera pacífica los efectos de la ruptura cuando ésta ha sido decidida por la pareja, siempre preservando el interés superior de las personas menores de edad afectadas, incluyendo la problemática derivada del cumplimiento del régimen de visitas establecido tras la ruptura de la pareja.
  • Puntos de Encuentro familiar, para el cumplimiento del régimen de visita de los hijos e hijas tras la separación de la pareja, cuando no pueda desarrollarse de forma autónoma.

Estos recursos, dirigidos a situaciones de riesgo de desprotección infantil y adolescente, se desarrollan desde las Instituciones diversos Programas de intervención familiar, que proporcionan apoyo psicosocial y/o socioeducativo a familias cuyas carencias en el ámbito de las habilidades personales, sociales o educativas generan o serían susceptibles de generar a los niños, niñas o adolescentes una situación de riesgo que podría llegar a dificultar su permanencia en el hogar familiar. Son programas que centran la intervención en la ayuda a la familia, cuando se producen situaciones que repercuten en el sistema de cuidados y crianza que proporcionan a los hijos e hijas. Estos programas representan, además, una opción apoyada por todas las recomendaciones emanadas de los grupos de estudios y comisiones de expertos constituidas en los últimos años por organizaciones públicas y privadas internacionales, con la finalidad de estudiar los sistemas de atención y apoyo a la infancia y a la familia en general.

Las actuaciones de estos programas se pueden enfocar tanto a la capacitación parental, como a complementar las funciones de los padres cuando sus déficits como figuras cuidadoras no son susceptibles de recuperación suficiente. Los denominamos Programas de Preservación Familiar porque tienen la finalidad de mantener la integridad de la familia, eliminando el riesgo de separación del niño o la niña, al tiempo que se capacita a los padres o personas cuidadoras, para satisfacer adecuadamente las necesidades de los hijos e hijas. Tienen, por tanto, una doble vertiente. Son programas preventivos en cuanto intentan eliminar factores de riesgo que de mantenerse propiciarían una situación de mayor desprotección hacia el niño o la niña, pudiendo hacer necesaria su separación como medida de protección. Al mismo tiempo, son programas rehabilitadores, que intentan recuperar el núcleo familiar como contexto adecuado para el cuidado del niño o la niña y que intentan rehabilitar los efectos de la situación de desprotección en la persona que la ha sufrido. Otra clave a destacar en estas intervenciones es el trabajo educativo directo con los niños y las niñas, para el desarrollo de sus propias potencialidades y el logro de un adecuado nivel de adaptación social y autonomía personal.

Es imprescindible mantener los esfuerzos desde las Instituciones para garantizar a la infancia unas condiciones de vida dignas y adecuadas para su pleno desarrollo. De la atención que reciban hoy los niños y las niñas dependerá, en buena medida, su conducta social cuando alcancen la vida adulta.©

DOCUMENTACIÓN DE REFERENCIA
Declaración de los Derechos del Niño (1959)
Convención sobre los Derechos del Niño, de 20 de noviembre de 1989
Ley 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor.
Ley Vasca 3/2005, de 18 de febrero, de Atención y Protección a la Infancia y Adolescencia.
Ley 12/2008, de 5 de diciembre, de Servicios Sociales de la Comunidad Autónoma Vasca
Plan Integral de Apoyo a la Familia: Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales
Borrador I Plan Interinstitucional de Infancia y Adolescencia de la CAPV
Plan Local de Infancia y Adolescencia del Ayuntamiento de Vitoria- Gasteiz (Dic.2008)
Instrumento para la Valoración de la gravedad de las situaciones de riesgo y desamparo en los Servicios Sociales Municipales y Territoriales de Atención y Protección a la Infancia y Adolescencia en la Comunidad Autónoma Vasca.


Belén Ceberio

Jefa de la Unidad de Recursos de prevención


 

Los menores en España

Los menores en España

Monográfico dedicado a la situación de los menores en España, desde la perspectiva de diversos especialistas y estudiosos de diferentes campos profesionales, se pone de relieve cuál es la realidad que viven hoy los menores en nuestro país. Con ello esperamos dar protagonismo a aquellos más indefensos en nuestra sociedad y hacer visible la situación precaria en la que se encuentran muchos niños/as y adolescentes que viven en un entorno hostil, tanto educativo, como jurídico, como social.


Ver revista Descargar Suscribirse

Artículos más leídos

Desde mi teclado

Desde mi teclado

El 93% de los internautas españoles tienen una cuenta activa en al menos una red social....

La educación no es neutral

La educación no es neutral

Para transformar la sociedad es necesario formar sujetos críticos y creativos, y...

Crítica cumple 100 años

Crítica cumple 100 años

Hace exactamente 10 años, en el año 2003, yo misma titulaba el editorial de la...

La familia o la necesidad de andar por casa

La familia o la necesidad de andar por casa

Desde que el 22 de junio de 1981 el Parlamento español aprobara la famosa ley del...

Necesitamos testigos

Necesitamos testigos

Apropósito del Año de la Fe1 proclamado por el Papa Benedicto XVI, realizamos este número...

  • Desde mi teclado

    Desde mi teclado

    Miércoles, 01 Mayo 2013 09:48
  • La educación no es neutral

    La educación no es neutral

    Martes, 01 Marzo 2011 13:57
  • Crítica cumple 100 años

    Crítica cumple 100 años

    Domingo, 01 Septiembre 2013 00:00
  • La familia o la necesidad de andar por casa

    La familia o la necesidad de andar por casa

    Viernes, 01 Marzo 2013 11:07
  • Necesitamos testigos

    Necesitamos testigos

    Lunes, 01 Julio 2013 14:23

Redes Sociales

Newsletter

Suscríbase a nuestras newsletters para recibir nuestros últimos comunicados
eMail incorrecto